El nombre de Ouija o Tabla de los Espíritus deriva de unión de la palabra “sí” en los idiomas francés “oui” y del alemán “ja”. Su fabricación se debe al espiritista francés M. Planchette, el cual, en 1853 hizo su primer diseño con una tabla en forma de corazón y con una serie de palabras, abecedario y símbolos como respuesta a las preguntas de los jugadores.

Aunque algunas civilizaciones antiguas como la egipcia, china y mesopotámica ya utilizaban métodos similares para la comunicación con espíritus de antepasados, revelaciones cabalísticas , alquímicas o, como en el caso del griego Pitágoras, que buscaba la comunicación con el mundo invisible a través de una tabla de signos. Tras Planchette, y dada la popularidad del tablero, a últimos del siglo XIX se patentó un diseño más moderno que fue evolucionando a lo largo del siglo XX. En la práctica, la ouija no debería ser peligroso tomado como un sencillo juego aunque su utilización en ritos pseudo-religiosos o espiritistas ha despertado una alarmante preocupación. Los escépticos de la parapsicología aseguran que los efectos que la tabla produce en los participantes son de carácter psicológico. Los estudiosos y practicantes del ocultismo aseguran que la comunicación con los espíritus es real, así como su utilización para la evocación a Satanás.

Sea un juego o un medio de comunicación, los resultados derivados de la estimulación colectiva en casos ha llegado a finales trágicos. La respuesta del máster, o vaso que indica el resultado a la pregunta grupal situado bajo los dedos de los participantes podría ser causa de pánico y angustia extremos en ciertas personas. La percepción de voces, movimientos inexplicables, posesión demoníaca, cambios en la temperatura del entorno, olores extraños…

No despiertes a los espíritus

No despiertes a los espíritus

Se conocen casos de suicidio producidos tras esta práctica. El estímulo que el cerebro percibe en estos casos tras la adivinación de un posible futuro trágico, el despertar de un trauma o quizás la inmadurez mental de los participantes hacen peligroso su uso.

¿La evocación a Satán es posible? Quizás esté escondido, jugando con su tablero y sonriendo mientras el frío invade mi habitación y un escalofrío de terror recorre mi espalda. Lo sé… estás esperando mi pregunta para responderme presto paralizando mi corazón
-Satán… ¿De verdad estás ahí?

No moví mis dedos, lo juro, pero el vaso se movió bajo nuestras yemas y la ouija dijo:

-Sí

Consideramos a los vampiros monstruos mitológicos que forman parte del folclore de algunos países europeos, asiáticos y americanos, pero… ¿seguro que son sólo mitos, o la tradición popular relata hechos verídicos? La narración de Bram Stoker en su famosa novela...

Enlace relacionado

Vampiros / Monstruos Mitológicos