La Inquisición Española

 

En el siglo XV nació La Inquisición española; fue un episodio mediante el cual la Iglesia católica hizo una purga ideológica y religiosa a través de tribunales que pretendían combatir la herejía y hacer desaparecer a los falsos conversos judíos o judaizantes, los cuales eran aborrecidos por los cristianos, así como a los moriscos, conversos musulmanes e incluso a los gitanos.

En 1492, los Reyes Católicos habían expulsado a judíos y musulmanes y las minorías conversas que habían quedado en la península mantenían la sospecha de fingir su cristianización pero seguir practicando su antigua religión en la intimidad. Así como musulmanes y judíos toleraban al resto de religiones, los cristianos habían tomado un permiso concedido por el Papa Sixto IV 1 de noviembre de 1478 para establecer la Inquisición en la península.

Fue el confesor de la reina, Tomás de Torquemada quien dictó las normas y castigos que iban a ser aplicadas a todos aquellos (hombres y mujeres) sospechosos de herejía o práctica de otras religiones. La población era espiada a través de sus hábitos domésticos que pudieran revelar sus creencias.

 

Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

 

La celebración del Sabbat a través de evitar ciertas labores, la estética en las vestimentas o costumbres alimenticias eran vigiladas tanto por los eclesiásticos como por los vecinos, quienes no dudaban en acusar y aprovechar el método como venganza particular. Los castigos utilizados por la Inquisición podían ir desde la tortura, el destierro o la muerte.

Evidentemente la comunidad judía por ejemplo, había prosperado y ocupaba cargos públicos importantes dentro de la sociedad de los diferentes reinos cristianos; la competencia que aquellos conversos infringían a los cristianos conllevó que muchas acusaciones despojaran a muchos de ellos de sus bienes, cargos, e incluso de sus vidas. La “limpieza de la sangre” fue la razón fundamental de la progresión de la Inquisición durante siglos; desde el siglo XV al XIX, diferentes instituciones laicas y religiosas exigían demostrar dicha limpieza a sus miembros.

El uso de la tortura durante los interrogatorios era muy común y la excusa para su utilización, la más diversa. La sospecha era suficiente razón para poner en práctica la tortura; quienes fueran o se creyera que fuesen homosexuales o tuvieran prácticas sexuales consideradas aberrantes o fuera de matrimonio eran motivo suficiente para llevar a los acusados a un interrogatorio tras arrancarles de su propio domicilio en cualquier momento.

Aún con derecho a una defensa, los interrogados eran sometidos a tales torturas que acababan confesando cualquier cosa dado el dolor insoportable al que eran expuestos. Alargando el sufrimiento, los inquisidores utilizaban métodos horripilantes para arrancar una confesión; desde máquinas diseñadas para tales propósitos hasta métodos que el propio marqués de Sade envidiaría.

Sería en 1609 cuando los moriscos por decreto fueron expulsados de España, tomando diferentes destinos a través del norte de África y Oriente Medio.Durante los primeros años de la Inquisición, los “autos de fe” como el de Sevilla, los tribunales ejecutaban sentencias de muerte que podían llegar hasta la hoguera si no se llegaba a la confesión de la herejía.

 

Muerte en la hoguera

Muerte en la hoguera

 

Brujas, curanderos, y toda aquella persona que con oficio o palabra contradijera las enseñanzas eclesiásticas eran condenados en juicios y procesos herméticos mientras eran ajusticiados públicamente o simplemente humillados.

 

Curiosamente sería Napoleón Bonaparte quien aboliera la Inquisición en España durante su invasión y, una vez derrotado volvería a instaurarse hasta que durante la Regencia de María Cristina, madre de Isabel II el 15 de julio de 1834, fuera abolida definitivamente.

En América, la Inquisición fue establecida por Felipe II en 1570 y tuvo tribunales en México, Lima y, más tarde en Cartagena de Indias. En México, el arzobispo Zumárraga realizó 131 procesos religiosos, 13 de ellos contra indígenas; sin embargo, recibió advertencias sobre el trato contra ellos, y desde entonces los excluyeron «por ser nuevos en la fe, gente flaca y de poca sustancia».

MÉTODOS DE TORTURA

Presentamos algunos de los métodos más utilizados por la Inquisición española y que reflejan la crueldad con laque fueron diseñados y ejecutados.

FUENTE:

https://culturacolectiva.com/historia/torturas-de-la-santa-inquisicion/

 

 

 

Enlaces relacionados

Religión