El Triángulo de las Bermudas

 

El Triángulo de las Bermudas es un área del océano Atlántico entre las costas de Miami, Bermudas y Puerto Rico. También conocido como “El Triángulo del Diablo”, este emplazamiento marino ha sido objeto de leyendas como consecuencia de la desaparición de barcos y aviones en extrañas circunstancias.

Uniendo los puntos que conforman su área de 1,1 millones de kilómetros cuadrados, ésta forma un triángulo equilátero que le da su mítico nombre. La historia del Triángulo de las Bermudas comenzó a tener forma a partir de 1945, cuando una escuadrilla de aviones de la armada estadounidense TBM Avenger desapareció mientras lo sobrevolaba; un sexto aparato PBM Mariner salió a su rescate y tras comunicar que inexplicablemente se hallaban perdidos puesto que el equipo de navegación había dejado de funcionar, desapareció igualmente sin dejar rastro.

¿Olas monstruosas? ¿Portales en el tiempo? ¿Agujeros negros?

Diferentes teorías sobre la composición que da lugar al fenómeno que produce estas desapariciones han sido planteadas por científicos, teóricos de la conspiración y profanos. Desde la formación de agujeros negros en el fondo marino que engullirían a los /navíos como si de un fenómeno galáctico se tratase, la posibilidad de una anomalía espacio/tiempo que llevase a los navegantes a otra dimensión u otra época o, quizás la más científica y creíble: la formación de olas gigantescas producidas por una mega tormenta.

Un equipo de investigadores inició un experimento basado en la estructura del “SS Cyclops”, que en marzo de 1918 desaparecía en aguas del Triángulo con sus 306 tripulantes a bordo.

SS Cyclops

SS Cyclops

Se piensa que en aguas del área de las Bermudas es posible la formación de tormentas simultáneas que producirían lo que denominan “olas rebeldes”, con un tamaño de hasta 30 metros y tan devastadoras que fácilmente podrían ser capaces de partir el casco de un barco.

Hasta ahí, la ciencia podría explicar vagamente cómo serían posibles las desapariciones de barcos pero… ¿y los aviones? Una de las teorías más novedosas señala la aparición de nubes de formas hexagonales con muchos kilómetros de extensión que pueden observarse desde satélite y que podrían producir microburbujas capaces de generar ráfagas de vientos de hasta 270 kilómetros hora que golpearían el océano hasta crear ondas destructivas.

Sean o no, fenómenos meteorológicos los causantes de las desapariciones, la leyenda y el temor que produce el nombre de la zona caribeña del Triángulo de las Bermudas ha hecho correr ríos de tinta durante más de un siglo, además de alimentar la imaginación de lectores y espectadores en los cines con fabulosas historias sobre monstruos marinos que tragarían los navíos, alienígenas que raptarían aviones, portales a otras dimensiones que absorben a navegantes para nunca volver.

Enlaces Relacionados

Ciencia