Caso Roswell

Uno de los casos más famosos de encuentros alienígenas es el «Caso Roswell». El 3 de junio de 1947, un impacto alertó a un ranchero de Roswell (Nuevo México). Y, al personarse en el lugar, el hombre hizo un hallazgo extraño. Algo que parecía papel de aluminio con unas particularidades especiales que, al ser desenterrado por las autoridades dejó al descubierto cinco cuerpos que no tenían apariencia humana.

Los cuerpos fueron trasladados en cajas a diferentes departamentos de investigación. Medían entre 1,00 y 1,20 metros de altura; el color de su piel era gris, poseían unos grandes ojos oscuros, brazos largos y tres dedos en sus manos. Algunos testigos afirman que los cuerpos fueron siete, pero se sabe que fueron encargados varios ataúdes. El gobierno americano negó cualquier posibilidad de que el objeto que cayó fuera algún tipo de nave extraterrestre, afirmando que lo caído era un globo sonda meteorológico.