El Misterio de Leonardo da Vinci es uno de los más destacados de la Historia. Quizás una de las mentes más brillantes de todos los tiempos, sus capacidades creativas se manifestaron desde la infancia. Trabajando en un taller, la familia Medici descubre su talento y comienza a encargarle trabajos artísticos religiosos.

 

A los 24 años, ya era un artista de renombre con una técnica inigualable. En la Florencia del siglo XV, la capital de la cultura de la época, Leonardo se interesaba en cualquier disciplina artística, arquitectónica o mecánica. En sus cuadernos, escritos de manera inaudita de derecha a izquierda, se puede observar el dinámico fervor que su mente dedicaba al estudio.

Cuadernos de Leonardo

Cuadernos de Leonardo

Rozando la pena de muerte acusado de homosexualidad, Leonardo fija sus objetivos de trabajo. La guerra amenaza a Florencia y durante un tiempo se dedica al diseño de artefactos para la defensa de la ciudad.  Las innovaciones tecnológicas del joven Leonardo para la maquinaria bélica fueron interesantes. Diseños de fortalezas, maquinaria de guerra similar a un tanque moderno y diversas piezas de asedio.

Volviendo a la pintura, firma un contrato para realizar obras religiosas, aunque la verdadera inquietud de Leonardo era la anatomía en el arte. Sus cuadros y su estilo fueron una innovación, tanto para la representación humana como animal; tanto en pintura como en la escultura. El bronce que en una ocasión debía dedicar para una escultura ecuestre, le fue arrebatado para la construcción de cañones.
La osadía de sus interpretaciones pictóricas aún siendo religiosas era evidente.

La última cena

La última cena

En “La última cena”, los símbolos escondidos en su composición se han ido perdiendo a través del tiempo en diferentes restauraciones pero aún así, la escena representaba la figura de un, o una joven, puesto que su aspecto parecía estar diseñado con ese fin; la iglesia lo interpreta como a su discípulo Juan, otros opinan que sería María Magdalena.

La fascinación de Leonardo por la naturaleza, le empujó al diseño de varios artefactos para poder volar. Un prototipo de helicóptero, varios planeadores e incluso un submarino. A falta de un patrocinador, vuelve a dedicarse con poca gana a los retratos para familias ricas de Venecia. En esta época nace la quizás más enigmática de sus obras:

Mona Lisa

Mona Lisa

La Mona Lisa. No se tiene mucha seguridad de quién es realmente la protagonista del lienzo, aunque el nombre con el que más se le ha conocido es La Gioconda. Se le ha atribuido también la identidad de un posible joven amante del autor, vestido de mujer. Encargos de otras obras inacabadas, llevaron al artista a la disección de cadáveres para dedicar sus estudios al conocimiento de la anatomía humana. Los primeros documentos sobre autopsias, se la debemos a da Vinci.

Los cuadernos, son sin duda un legado magnífico de muchas materias tanto sobre arte, arquitectura y ciencia. Un tesoro repartido por todo el mundo, sus escritos y sus obras son una de las maravillas más apreciadas de todos los tiempos.

Yonkis del Misterio